Los mejores sitios que ver en Huesca

  1. Catedral de Huesca
  2. La Muralla
  3. Monasterio de San Pedro
  4. El Casino de Huesca
  5. Museo Arqueológico
  6. Ultramarinos La Confianza
  7. Parques Naturales de Huesca

Huesca

Con poco más de 50.000 habitantes, la ciudad de Huesca es un enclave en medio de las montañas que resulta perfecto para unos días libres de preocupaciones y desconexión de todo el caos que pueden representar muchas veces las grandes metrópolis.

Pequeña, pero dinámica y con facilidades para llegar, gracias a lo bien comunicada que se encuentra tanto por carretera como con otros medios de transporte, goza de una amplia riqueza tanto paisajística como natural.

Aquí vas a vivir una verdadera experiencia relajante; su gente amable y la calidad de sus servicios te harán sentir bienvenido/a desde el primer momento en que llegues y te irás con muchas ganas de volver pronto.

Huesca: un poco de historia

Huesca goza de una historia amplia y rica. En este lugar se han encontrado algunos objetos de cerámica y sílex que datan del año 4.000 a.C, justo para el período neolítico. De acuerdo con los historiadores ya para el Edad del Bronce existían en esta zona asentamientos permanentes.

Con el tiempo fue viviendo diferentes cambios. Fue gobernada por árabes, quienes mandaron a construir murallas para proteger la ciudad de los ataques cristianos que eran muy comunes para la época.

Apenas en el siglo XX superó por primera vez los 10.000 habitantes y ya para la década de los años 70 este número se había duplicado unas cuantas veces como resultado del éxodo de las áreas rurales, haciendo que el espacio urbano creciera de forma considerable.

En la actualidad y a pesar de que se abrió paso a la modernidad, Huesca es una ciudad que guarda mucho encanto. Recorrer sus calles es hacer una especie de viaje en el tiempo y maravillarse con todos sus rincones. Sin duda una experiencia que merece la pena vivir al menos una vez.

Qué visitar en Huesca Capital

Goza de una incomparable ubicación desde cualquier punto de vista, a tan solo una hora de distancia del Pirineo Aragonés y su fabulosas montañas, por lo que seguro que tu lista de sitios que visitar en Huesca será bastante amplia.

Si estás de paso por la ciudad o por el contrario estas haciendo turismo en Huesca y vas a quedarte por unos cuantos días y deseas saber qué ver en Huesca en dos días, lo más recomendable es que prepares una especie de itinerario sobre los principales atractivos que ver en Huesca y alrededores, así no vas a perderte todo lo que la magnífica ciudad de Huesca ofrece a los turistas.

Entre los lugares más representativos que ver en Huesca destacan:

Catedral de Huesca

catedral de huesca

Es la primera parada de la mayoría de visitantes. Ubicada en una preciosa y tranquila plaza, resulta perfecta para una tarde de calma. Declarada Monumento Histórico Artístico en 1.931, fue construida en varias etapas.

Su fachada es una especie de mezcla, en la parte superior por ejemplo refleja tanto el estilo renacentista como gótico. La impresionante puerta está adornada por siete arquivoltas que incluyen vírgenes, ángeles, profetas y mártires, mientras que hacia los laterales están once apóstoles, San Juan Bautista y los dos patrones de la ciudad, San Vicente y San Lorenzo.

La Muralla

Cerca de la Ronda de Monte Aragón data del siglo IX y sirve de especie de límite del casco antiguo de Huesca. La construcción original incluía cien torres aunque en la actualidad solo queda una en pie.

Recientemente iniciaron las obras de remodelación que intentarán devolverle el brillo que en alguna ocasión tuvo.

Monasterio de San Pedro

También conocido como la Iglesia Románica de San Pedro, fue construido en el siglo XII siendo de las construcciones eclesiásticas de mayor antigüedad en España y un claro ejemplo de la arquitectura románica de Aragón.

En su interior vas a encontrar otras importantes edificaciones aparte de pinturas de tipo mural. En el claustro se encuentran diferentes capiteles de San Juan de la Peña.

El Casino de Huesca

También conocido como El Círculo Oscense fue construido a principios del siglo pasado como sede del club social de este prestigioso grupo. Allí funcionaban salas de juegos y se realizaban diferentes actividades como reuniones, fiestas, conferencias y exposiciones artísticas.

Es una clara muestra de la arquitectura de la época, donde destacan los pequeños detalles en todas sus áreas. En la segunda planta del edificio funcionan las oficinas del Festival Internacional de Cine Ciudad de Huesca.

Museo Arqueológico

Sede de la antigua Universidad Sertoriana, está conformado por dos edificios: el de la casa de estudios y la antigua residencia de los reyes de Aragón.

Aquí podrás encontrar diferentes objetos que datan de períodos tan antiguos como el Paleolítico o la época romana donde destacan tejidos, cerámicas, pinturas, entre muchas otras.

Ultramarinos La Confianza

ultramarinos huesca la confianza

Sin duda una de las cosas que hacer en Huesca siempre que hagamos Turismo en Huesca. Ultramarinos La Confianza tiene el honor de ser la tienda más antigua de toda España, aparte de la quinta del continente. Fue fundada en 1.871 para vender desde sedería hasta porcelanas y abalorios.

Destacaba porque la mayoría de productos allí ofrecidos provenían del extranjero, en especial de Francia, pues su dueño era francés. Entrar en este lugar es hacer un viaje directo a través del tiempo. Aquí vas a poder comprar deliciosos postres, embutidos y licores, entre muchos productos más. La zona de los alrededores es una de las mejores zonas dónde comer en Huesca.

Turismo en la provincia de Huesca

Una de las cosas que ver en Huesca provincia y alrededores sin lugar a dudas es aprovechar su maravilloso entorno natural y respirar un poco de aire fresco. Esta zona tiene el privilegio de contar con tres parques naturales más uno nacional, se trata de Ordesa y Monte Perdido, La Sierra y los Cañones de Guara, Posets. Maladeta y Los Valles Occidentales completan el repertorio.

Por ejemplo el Parque Natural Posets-Maladeta cuenta con la cumbre de mayor altura en los Pirineos, se trata del pico Aneto, aparte de unos cuantos glaciares que aún se mantienen.

Por su parte el Parque Natural de la Sierra y los Cañones de Guara es un espectáculo visual desde cualquier punto de vista. Está conformado por cuatro ríos y un sinfín de barrancos que le dan ese toque tan original propio del paisaje cárstico. Aquí vas a poder visitar algunas cuevas y hacer excelentes fotografías.

En el Parque Natural de los Valles Occidentales vas a disfrutar del bosque de tipo atlántico en su máximo esplendor, no en vano está catalogado como el mejor conservado de todo Aragón. Finalmente, en el Parque Nacional de Ordesa y Monte Perdido podrás ver algunas ruinas con cientos de años de antigüedad y recorrer sus preciosos caminos.